5 consejos para preparar tu casa esta temporada otoño-invierno

Descubre con estos sencillos trucos y consejos cómo preparar tu casa para la nueva temporada otoño-invierno. Disfruta de un hogar más cálido y acogedor durante los días más fríos del año.
Compartir en...
Contenido de la página

La llegada de una nueva estación es el momento perfecto para limpiar, acondicionar y decorar nuestro entorno. De esta forma, nos aseguraremos de disfrutar de un espacio más cálido y confortable.

En este artículo, te traemos trucos y consejos con los que preparar tu casa para este otoño-invierno

Quédate y descubre cómo conseguir un hogar más acogedor esta nueva temporada.

consejos para preparar tu casa para la temporada otoño invierno

Revisa tu sistema de calefacción y aislamiento

Comprueba el funcionamiento de tu caldera

Es esencial comprobar el estado de la caldera para garantizar su buen funcionamiento y disfrutar de un invierno cálido y seguro. 

  • Si se trata de una caldera de gasóleo, se debe revisar el nivel del combustible y asegurarse de que no existen fugas ni roturas en las tuberías y conductos.
 
  • En el caso de la caldera de gas, además de comprobar el estado de las tuberías, es importante verificar la presión que debe estar entre 1,2 y 1,5. Si está por debajo, deberemos abrir poco a poco la llave de llenado hasta alcanzar la presión adecuada. Si por el contrario, se encuentra por encima, tendremos que bajar dicha presión purgando alguno de los radiadores para eliminar el exceso de aire.

 

Además, se debe verificar el sistema de seguridad para evitar posibles riesgos y asegurarse de que el termostato esté funcionando correctamente. 

Limpia y revisa tu radiador, calefactor o estufa

Revisa y limpia tu sistema de calefacción. Ya sea un radiador de gas, calefactor portátil o estufa, es importante comprobar que funciona correctamente, así como limpiarla para tenerla operativa cuando llegue el frío.

  • Si se trata de radiadores de gas, púrgalos de aire, limpia quitando el polvo y suciedad, y enciéndelos para asegúrate que todos calientan por igual.
  • En el caso de las estufas o calefactores portátiles, elimina el polvo interior y exterior, y comprueba su funcionamiento.
  • Si cuentas con chimenea en casa, límpiala y verifica que el tiro no está obstruido.

 

También retiraremos todos los objetos que puedan estar alrededor, ya que debe quedar libre de obstáculos, para evitar accidentes.

Para prevenir que la calefacción pueda secar en exceso el aire de nuestro hogar mientras está en funcionamiento, podemos utilizar humidificadores que aporten esa humedad al ambiente haciéndolo más agradable. Podemos optar por humidificadores de aire eléctricos o humidificadores para colocar en los radiadores.

La temperatura recomendada a la que poner nuestra calefacción, es de 19-21ºC durante el día y de 15-17ºC durante la noche. Recuerda que cada grado que aumentemos nuestra calefacción, puede significar un incremento del 7% en nuestro consumo de energía.

Además, si dispones de un ventilador de techo que cuente con función verano/invierno, este puede ayudarte a calentar la casa de forma más rápida. Al cambiar a la opción invierno, se modifica el sentido de rotación de las aspas, consiguiendo el efecto contrario. Debido a que el aire caliente tiende a subir, el ventilador de techo lo baja hacia el suelo, logrando distribuir este aire caliente por toda la estancia. Un complemento perfecto para tu sistema de calefacción.

Revisa el estado de ventanas y puertas

Es importante comprobar el estado de todas las puertas y ventanas para prevenir posibles filtraciones de agua y aire frío durante el invierno.

Si es necesario, colocaremos algún tipo de aislamiento como burletes en las juntas de puertas y ventas, para evitar la entrada de aire frío y suciedad del exterior.

Si estas no cuentan con un correcto sellado, podemos tener unas pérdidas en calefacción de entre un 25-30%, lo que conlleva a una pérdida de calor, energía y dinero.

Comprueba también el estado de las persianas y contraventas, ya que estas funcionan como una gran pantalla protectora que impide el paso del frío al interior.

Kit de emergencia para el invierno

Es muy recomendable contar con un kit de emergencia con objetos que nos puedan ser de ayuda durante la temporada invernal, como son:

  • Velas y linternas: son un básico imprescindible en caso de que se vaya la luz de casa. Si optamos por velas perfumadas, conseguiremos además aromatizar la estancia y crear un ambiente más agradable. Los olores más habituales para la temporada otoño-invierno son: naranja, canela, limón o manzana.
 
  • Pilas: este es otro artículo que no puede faltar en nuestro set de emergencias, ya que es la solución perfecta en caso de quedarnos sin electricidad en casa.
 
  • Botiquín: en caso de emergencia o si no podemos salir de casa a causa de las malas condiciones climatológicas, contar con medicamentos básicos y un kit de primeros auxilios nos resultará de gran ayuda.
 
  • Fuente de calor adicional: es aconsejable contar con otro sistema de calefacción adicional al que tengamos actualmente. En caso de que nuestra calefacción falle o sufra alguna avería, podremos tener un sustituto para calentar nuestro hogar, aunque sea de manera temporal.
    Una buena opción son los calefactores eléctricos o estufas portátiles. Estos dispositivos consiguen calentar cualquier estancia de forma rápida y eficiente, siendo perfectos para habitaciones, salones o baños. Puedes usarlos tanto como complemento a tu sistema de calefacción actual, o como segunda opción en caso de necesidad.
  • Termostato regulable
  • Pantalla LED
  • Control remoto vía Wifi
  • Apto para baños
  • Protección contra sobre calentamiento

Limpieza profunda y cambio de armario de temporada

Realiza una limpieza a fondo de toda la casa

Antes de la entrada de la nueva estación, es imprescindible realizar una limpieza general y profunda de toda la casa. De esta forma, nos aseguramos de comenzar la nueva temporada con un hogar limpio y ordenado.

  • Aspira bien todos los suelos, rincones, sofás, alfombras…
  • Cambia las fundas de sofá, cojines y cortinas por otros con tejidos más gruesos y cálidos.
  • Da la vuelta al colchón y colócalo por la parte cálida (si dispone de ella).
  • Limpia a fondo muebles, armarios y cajones antes de realizar el cambio con la ropa de temporada.

Coloca alfombras y cortinas para un mejor aislamiento

Para añadir un extra de confort y calidez a nuestro hogar, coloca alfombras y cortinas gruesas (cuanto más gruesas mejor). Además de hacer nuestra casa más acogedora, nos protegerán del frío al servir como aislante del suelo y ventanas. Serán nuestras grandes aliadas en los días más fríos. 

Si ya cuentas con ellas, límpialas y tenlas preparadas para cuando comiencen a bajar las temperaturas.

En el caso de las cortinas, lávalas y tiéndelas sin secar. Así aportarán un agradable aroma a tu casa y evitarás que se arruguen.

Prepara textiles para el frío en camas y sofás: mantas, cojines, nórdicos...

Ten a mano todo lo necesario para abrigarte durante los fríos días del invierno. Límpialos y déjalos listos para usar. No te pueden faltar:

  • Cojines y mantas de tejidos cálidos y gruesos, con los que poder cubrirte en el sofá.
  • Sustituye las sábanas de verano por unas más gruesas o térmicas, que te mantengan caliente durante la noche.
  • Coloca colchas, edredones o nórdicos en las camas, según la temperatura que alcance tu casa durante el invierno.

Saca la ropa de otoño-invierno y guarda la de primavera-verano

Con el cambio de estación también debemos realizar el cambio de armario. Para ello, deberás sacar toda la ropa de otoño-invierno, y guardar la de primavera-verano.

Para conservar toda nuestra ropa, accesorios y calzado en perfecto estado, debemos guardarlo lo mejor posible en cajas o bolsas. Así evitaremos que puedan estropearse mientras están guardadas.

Especialmente en zonas donde el porcentaje de humedad es elevado, lo más recomendable es utilizar cajas herméticas o bolsas al vacío para guardar toda la ropa de la temporada anterior. De esta forma, podemos prevenir que la humedad provoque manchas, moho y malos olores en nuestras prendas.

Otra opción, es contar con absorbedores de humedad y bolsas de sílice dentro de armarios y cajones. Estos se encargan de recoger el exceso de humedad del aire, evitando que pase a nuestras prendas.

Acondiciona el interior y exterior de tu casa

Cuenta con una secadora, deshumidificador o tendero eléctrico

En hogares con un elevado nivel de humedad en el ambiente, y especialmente durante el invierno, puede ser necesario contar con soluciones para eliminar ese exceso de humedad.

Secar la ropa durante el invierno puede ser una auténtica odisea. El frío del exterior, las lluvias constantes y la humedad del ambiente, pueden hacer que la ropa tarde mucho tiempo en secarse. Una excelente solución cuando tienes que hacerlo dentro de casa, son los tendedores eléctricos. Estos se calientan de manera uniforme, secando la ropa en la mitad de tiempo.

Otra opción para ayudar a secar la ropa en el interior de casa y reducir la humedad durante el invierno, son los deshumidificadores de aire. Estos dispositivos se encargan de eliminar el exceso de humedad del ambiente, ayudando a secar nuestra ropa más rápido y evitando que pueda coger malos olores.

Protege los muebles y elementos de exterior

Si tienes un balcón, terraza, patio o jardín, tendrás que guardar todos los muebles, accesorios y decoración exterior, al finalizar la temporada de verano. Así evitarás que las bajas temperaturas, lluvia y viento puedan dañarlos.

Para ello, puedes optar por cubrirlos con lonas especiales o guardarlos en una caseta, trastero o garaje. De esta forma, nos aseguramos de que estarán en buenas condiciones cuando queramos volver a usarlos.

Si además cuentas con piscina en casa, es importante cubrirla correctamente para tenerla en perfecto estado para el próximo verano.

Decoración de temporada otoño-invierno para tu casa

Para dar un toque decorativo y funcional a tu casa durante esta temporada, puedes optar por colocar distintos objetos como:

 

  • Velas aromáticas, piñas, ramas, flores secas y demás accesorios que acerquen la naturaleza al interior de tu casa.
  • Un paragüero en la entrada, ya que será imprescindible para recibir los paragüas mojados durante los días lluviosos.
  • Una iluminación más cálida en distintas estancias de tu casa como el salón, creará un ambiente más agradable y acogedor.
  • Difusores de aromas para disfrutar de un espacio perfumado y relajante. Puedes optar por fragancias como naranja o canela, perfectas para esta temporada.
  • 7 colores Led con control manual y automático
  • Apto para estancias de hasta 10 m²
  • Temporizador de hasta 3 horas
  • Muy silencioso gracias a su tecnología ultrasónica
  • Ayuda a reducir la sequedad ambiental mediante su caudal de vapor frío y continuo

Con estos trucos y consejos, podrás acondicionar y preparar tu casa para la llegada de la nueva temporada otoño-invierno.

Disfruta de un hogar cálido, acogedor y confortable durante los días más fríos del año.

Compartir en...

También puede que te interese