Cómo combatir la sequedad y humidificar el ambiente en casa

Descubre con estos 7 sencillos consejos cómo humidificar el ambiente de tu casa. Combate la sequedad y disfruta de un espacio más saludable.
Compartir en...
Contenido de la página

En zonas con climas secos o de interior, así como durante el verano con el uso de aires acondicionados o en invierno con el uso continuado de calefacción, podemos notar un aumento de la sequedad en nuestro hogar.

Además de afectar a nuestra comodidad, la falta de humedad en el aire puede provocar problemas de salud, como molestias en la garganta, piel seca, ojos irritados, problemas para dormir, proliferación de virus, así como diversas afecciones respiratorias.

Es importante tener en cuenta que el nivel de humedad afecta significativamente la percepción de la temperatura en un ambiente. En lugares secos, la temperatura puede sentirse más fría, mientras que en zonas húmedas la sensación térmica puede ser más cálida. Esto significa que al contar con un ambiente húmedo en casa, podemos beneficiarnos de una temperatura más agradable durante el invierno.

En este artículo te traemos 7 consejos con los que combatir la sequedad y humidificar el ambiente en casa.

Quédate y descubre los trucos para conseguir un hogar más saludable.

como combatir la sequedad y humidificar el ambiente en casa

¿Cómo saber si mi casa tiene un ambiente seco?

El nivel de humedad recomendado para disfrutar de un ambiente saludable está entre 40-60%.

Por debajo del 40% se consideraría un ambiente seco. En este caso sería necesario humidificar el aire para mejorar su calidad y poder disfrutar de un hogar más saludable.

Por el contrario, un porcentaje de humedad por encima del 60% es un ambiente húmedo, resultando también perjudicial para la salud.

Debemos lograr mantener la humedad entre los niveles recomendados, para disfrutar de un hogar más sano y seguro.

7 consejos para combatir la sequedad y humidificar el ambiente en casa

Afortunadamente, podemos tomar diferentes medidas para combatir el ambiente seco en casa.

A continuación, te ofrecemos 7 prácticos consejos que te ayudarán a aumentar la humedad del aire, creando un espacio más conveniente para la salud.

1 - Utiliza humidificadores para aumentar la humedad del aire

Los humidificadores son dispositivos diseñados especialmente para aumentar la humedad del aire, mediante la emisión de una fina niebla o vapor.

Entre los beneficios más destacados que ofrecen están: la hidratación de las mucosas, reducción de los síntomas de alergia, aliviar la irritación y facilitar el descanso.

Puedes optar entre diferentes tipos, como ultrasónicos, evaporadores o vaporizadores, así como el tipo de niebla fría o caliente. Deberás colocarlo en la estancia donde más tiempo pases, como por ejemplo el salón, dormitorio u oficina.

Una vez alcanzado el nivel deseado, es recomendable apagarlo para no generar un exceso de humedad. Además, es muy importante mantenerlo limpio para evitar la proliferación de bacterias, hongos o moho.

Si quieres conocer más sobre estos dispositivos y saber cuál se ajusta más a tus necesidades, puedes ver la comparativa con los mejores humidificadores del año.

Con estos dispositivos podrás mejorar la calidad del aire en casa de una forma rápida y eficiente.

  • Niebla caliente y fría
  • Hasta 50 h
  • 3 ajustes de niebla
  • Pantalla LED y control remoto
  • Admite aceites esenciales

2 - Coloca plantas que aporten humedad al ambiente

Las plantas no solo son decorativas, sino que también pueden ayudarnos a purificar el aire y aumentar la humedad de forma natural en nuestra casa.

Estas realizan un proceso de transpiración, con el que extraen el agua del sustrato, liberándola posteriormente a través de sus hojas. Con ello consiguen regular su propio nivel de humedad y a su vez contribuyen a humidificar el aire a su alrededor. Además, si queremos potencias estos efectos, podemos pulverizar sus hojas con ayuda de un spray con agua.

La mayoría de las plantas aportan humedad al ambiente, pero entre las que más humidifican el aire están: Helechos, Monstera (Costilla de Adán), Alocasia (Oreja de Elefante), Calathea o Sansevieria (Lengua de Suegra).

Una excelente opción para decorar y humidificar tu casa con estilo.

3 - Tiende la ropa húmeda en el interior de casa

Un forma sencilla pero eficaz para aumentar la humedad en un ambiente seco, es tender la ropa húmeda para que se seque en el interior de casa.

Puedes colgar alguna prenda o toalla mojada, o aprovechar cuando laves la ropa. En lugar de utilizar la secadora o tenderla en el exterior, cuelga las prendas dentro de casa en un lugar bien ventilado.

Conseguirás humidificar la estancia muy rápidamente, además de aportar un agradable aroma.

4 - Abre las puertas del baño y la cocina para distribuir la humedad

En general, las zonas de la casa que suelen tener más humedad son el baño y la cocina.

Después de tomar una ducha o un baño caliente, mantén las puertas del baño abiertas para permitir que el vapor se propague por el resto de la casa, aumentado así la humedad del aire.

Al cocinar se produce la evaporación de agua durante la cocción, por lo que si dejamos la puerta abierta, conseguiremos que todo ese vapor se distribuya por el resto de estancias.

Humedece el aire de casa cómodamente con tus actividades diarias.

5 - Coloca recipientes con agua por la casa

Otra opción muy sencilla, pero más lenta, es colocar recipientes con agua repartidos por diferentes rincones de la casa, donde no molesten o impidan el paso.

Durante los meses de invierno, podemos colocar estos cuencos en el suelo cerca de la calefacción o colgar humidificadores cerámicos de los radiadores. Esto permitirá una mayor evaporación del agua, que aumentará la humedad del aire más rápido.

Es importante que renovemos el agua de estos recipientes de manera frecuente para evitar la proliferación de bacterias, moho, suciedad o mal olor.

6 - Ventila y limpia la casa frecuentemente

Para eliminar todas las partículas, alérgenos y sustancias que puedan estar distribuidas por toda la casa, es necesario ventilar y limpiar la casa de manera frecuente.

Todos los días debes ventilar la casa durante mínimo 10 minutos. Abre puertas y ventanas para crear corrientes de aire y permitir la recirculación en el interior. Así conseguimos que pase aire renovado y fresco, a la vez que se regula la humedad del ambiente.

A la hora de limpiar la casa, utiliza paños húmedos para quitar el polvo y friega frecuentemente el suelo para conseguir una mayor humedad.

Disfruta de un hogar más húmedo, limpio y fresco.

7 - Utiliza un spray con agua para humidificar las estancias

Por último, una forma rápida y fácil es utilizar un spray con una mezcla de agua y suavizante.

Rocíalo por las distintas superficies de tu casa como sofás, camas, cojines, mantas, alfombras y cortinas. Esta mezcla es perfecta para eliminar el polvo y los olores de los diferentes tejidos.

Otra opción con la que puedes aportar una ligera humedad y perfumar cualquier estancia, es colocando un difusor de aromas. Con estos dispositivos podrás personalizar tu hogar con una gran variedad de aceites esenciales.

Crea un ambiente más agradable, a la vez que aumentas la humedad.

  • Función 3 en 1: difusor de aromas, humidificador y luz nocturna
  • Muy silencioso gracias a su tecnología ultrasónica
  • Apagado automático sin agua
  • Duración de hasta 25 horas

Accesorios para eliminar la sequedad y humedecer el aire en casa

Con estos sencillos trucos lograrás combatir la sequedad y humidificar el ambiente en casa, para disfrutar así de un espacio más agradable y confortable.

Compartir en...

También puede que te interese